¿Cómo usar la clásica pieza de camisa de cuadros?

Hombre con camisa a cuadros y estilo hipster

La camisa a cuadros ha acompañado a los caballeros desde aquel ya bastante remoto siglo XIX, cuando desde sus albores comenzó a extenderse en todas direcciones; hasta llegar a nuestros días tal y como la vemos hoy. Es así como nunca ha dejado de estar presente nuestros closets, aunque ahora podemos dotarla de nueva vida.

Hombre con camisa de cuadros

 Gracias a que la moda es cíclica y solo cambian algunos aspectos de forma en la misma, manteniendo íntegro su fondo, hoy podemos compaginar la clásica camisa a cuadros con las nuevas tendencias y look modernos; gracias a su versatilidad y opciones que en este particular ofrece.

En este orden de ideas, presentamos seguidamente unas propuestas que seguramente resultará de interés:

1.- Camisa a cuadros con trajes de vestir

Llevar un traje de vestir con una camisa a cuadros fue durante algún tiempo una alternativa muy arriesgada, en cuanto a estilos del buen vestir se refiere. Hoy en día ya no resulta ser así y de hecho puede ser un gran acierto, siempre y cuando se guarden algunas consideraciones.  Una de ellas es que cuanto menos color lleve la propuesta, tanto mejor.

Si el traje se ubica en el renglón de las tonalidades de color negro, marrones o grises; la apuesta está garantizada. Ahora bien, si de todas formas el color es tu elección, entonces hay que dejarle el protagonismo a la camisa y dejar al traje con su tono oscuro. Una corbata unicolor debe complementar el atuendo.

2.- Camisa a cuadros con vaqueros

    La idea de conjugar en un conjunto una camisa de cuadros con vaqueros, es una de las que siempre nos remite al estilo más conocido de esta tendencia: El look  del estilo worker. Básicamente lo constituye un Denim pre lavado, un par de botas grandes, gorras y en fin; lo que constituye en su integración un auténtico ‘look  de camionero’.

Camisa de cuadro para hombre

3.- Combinar cuadros con cuadros

La alternativa de juntar una camisa a cuadros con otra prenda también a cuadros, es absolutamente para especialistas en moda y diseño. El truco radica en hallar la combinación correcta de colores que vayan bien con los estampados, pero que no resulten ser muy parecidos y que sean pequeños y discretos.

Los hay quienes declinan usar tonos de color, aunque la recomendación para no caer en excesos podría ser darle una completa transformación al look; a través de la incorporación de  algún tipo de accesorio sorpresa. Un ejemplo podría ser rematar un estilo de traje a cuadros con camisa a cuadros, con cinturones y botas de cowboy, aunque parezca un tanto audaz.

4.- Camisa a cuadros con pantalones unicolores

El límite es la imaginación en cuanto a las posibilidades que ofrece este tipo de combinación. La única regla indispensable a seguir, es que sin importar el estilo, el pantalón debe ser preferiblemente unicolor.

¿Dónde se debe llevar una camisa a cuadros?

Las camisas a cuadros siempre han sido reconocidas por su carácter casual, aunque en un ambiente formal también pueden llegar a lucir bastante bien. Este tipo de camisa a cuadros suelen ser muy versátil, pero para su combinación adecuada deben tomarse en cuenta aspectos como el tipo de siluetas, el estilo de la camisa y muchas otras cosas más.

En este sentido, dependiendo del tipo de tela con que esté elaborada la camisa y los estampados que presente; van a influenciar su uso. Si los estampados son muy llamativos, debería usarse en un evento informal. Ahora, si los cuadros son algo más sobrios, el tipo de camisa está enfocada  en un estilo algo más formal.

CAMISA A CUADROS 3

 Ahora bien, existe una cantidad importante de diferentes tipos y  estilos de camisas a cuadros. Las hay de las que llevan botones en el cuello (las populares americanas) y bolsillos, recomendada para lucir en eventos da carácter informal. Estas usualmente se llevan por afuera del pantalón, aunque no es limitativo.

Si la camisa a cuadros es de esas que no lleva bolsillo, carece de botones en el cuello y la parte inferior de la costura presenta una curvatura bastante pronunciada; esto implica que su enfoque es para utilizarse en aquellos ambientes un tanto formales, por lo que deberían llevarse dentro de los pantalones de vestir.